Pro la Duro en Langreo

Éstos son algunos testimonios recogidos por la marcha de filiales de Duro de Langreo
MARCELINO M. GONZÁLEZ. La Nueva España (16.10.2009)
Duro Felguera gana el 23 por ciento más y duplica la contratación hasta septiembre». Ése es el titular de una noticia publicada en la sección de Economía de este diario el pasado jueves. Al margen de los porcentajes de incremento de beneficios que habitualmente proporcionan a los medios tanto este tipo de grandes empresas como los primeros bancos del país, beneficios de escándalo -dicho sea de paso- si tenemos en cuenta la situación crítica por la que pasamos, al margen de esto, lo que nos llama poderosamente la atención es el hecho de que informen de que mantienen un récord de cartera de trabajo, que han duplicado la contratación, que la exportación creció y que también han mejorado sus márgenes.
Desde el día 16 de este mes, cuando en LA NUEVA ESPAÑA de las Cuencas escribí el artículo «No se irán», coincidiendo con el anuncio del ERE de DF, he recibido mensajes de algunos de los lectores que me siguen, de los que voy a transcribir algún pasaje, omitiendo el nombre del remitente porque creo que no es apropiado en esta columna. Ellos se reconocerán y, vaya por delante, mis disculpas por la omisión que considero justificada:
«? un ERE afecta siempre a un número determinado de empleados, sólo se dice que se van al desempleo tantos de cuantos, pero esas listas hay que hacerlas, hay que ponerles nombre y apellidos a los que se “echan”, todos tiene un DNI, todos tienen una esposa, o una madre, hijos, hermanos, etcétera, que además de tener que compartir las inminentes precariedades, se preguntan: ¿hijo, por qué a ti? o ¿padre, por qué sobras tú?…».
«Cuando lo digan en la Bolsa, nadie sabrá que eso fue algo que estuvo 150 años en un pueblu. Sólo nosotros, los felguerinos, nos acordaremos, pero con la excusa de la crisis el Gobierno los va a dejar facer lo que quieran, asina que a tomar por el?».
« ¿ lo que significa que, una vez más, los trabajadores van a sufrir el afán, irresponsable y siempre en provecho propio, de quienes manejan los dineros de todos. En este sentido, sólo cabe desear toda suerte a estas iniciativas, de modo que con ellas se consiga ir amortiguando la pérdida de tejido social que venimos padeciendo desde hace tiempo?».
« Por favor, organicémonos como sea, la empresa Duro Felguera no puede irse de Langreo, tal como se dice, es parte de la historia de nuestro municipio, parte de la historia de mi familia está allí, cuenten conmigo…».
«No ye que me desagrade el nombre de Turiellos, pero los que nacimos en La Felguera, dormimos acunaos por los ronquidos de los altos hornos, aprendimos historia y filosofía en los chigres, charrando con nuestros paisanos. Queremos que La Felguera dure: Duro Felguera».
«¡Qué tristeza más grande! Y a la vez qué rabia. Nos cierran Langreo y asistimos a ello como en las butacas de un cine, resignados a ver desaparecer en humo los esfuerzos, el trabajo y la lucha de generaciones de langreanos? Esto me recuerda aquello que se atribuye a Bertolt Brecht de que “vinieron a buscar a los judíos y yo no hice nada porque no era judío; vinieron a buscar a los comunistas y tampoco hice nada porque no era comunista?, y cuando vinieron a buscarme a mí, ya no quedaba nadie que me defendiera…”. Parece que esa es la historia de Langreo, fueron cerrando pozos y factorías, la gente aceptó las prejubilaciones como una bendición y todos se fueron yendo. Y ya no queda nadie que pueda salvar lo que queda».
Ustedes podrán sacar sus propias conclusiones. Y yo me pregunto, si tienen más cartera de trabajo que la que nunca han tenido, ¿por qué un ERE en Felguera Melt?, ¿qué nos ocultan los dirigentes de DF?, ¿a quién pretenden engañar?, y ¿por qué se quieren marchar de aquí? No, no se irán.

2 respuestas a Pro la Duro en Langreo

  1. Javier Gacia Cellino dice:

    Encierro en el Ayuntamiento de Langreo

    La falta de compromiso de la centenaria Duro Felguera con la comarca del Nalón

    Hace años, mientras se dilucidaba el conflicto de Duro-Felguera (o mejor uno de tantos conflictos como los trabajadores llevan tiempo protagonizando), se decía ya que aquella lucha no obedecía a ninguna cuestión circunstancial, y que, más allá de la coyuntura que se atravesaba en aquellos momentos, continuaba existiendo un problema de fondo, que alcanzaba, entre otros, a los talleres de Barros y de La Felguera. Un análisis acertado, sin duda, como por desgracia la realidad se está encargando de confirmar día a día.

    Por ello, y quizás para poner de relieve ese refrán «el viento arrastra lo liviano y deja lo que pesa», hemos vuelto a encontrarnos con el mismo lastre que tantas veces denunciaron los trabajadores en su momento: falta de planificación, de inversiones…, algo que, entre otros ejemplos, parece evidente a la vista de la reunión celebrada recientemente, para tratar sobre el posible ERE (según las intenciones de la empresa afectaría a 82 de los 130 empleados), y en la que, de acuerdo a las manifestaciones a este periódico del secretario de la sección sindical de CC.OO. de Duro-Felguera, no se habló para nada de inversiones, mantenimiento del empleo o formación.

    Han sido varios los escritos que durante estos días se han ido recogiendo en distintos medios de comunicación acerca de la falta de compromiso con nuestra cuenca de una empresa centenaria. Y, además, son abundantes las quejas que se escuchan a diario entre los ciudadanos sobre ese repliegue de Duro-Felguera hacia otros lugares más rentables. Lo enojoso del asunto, por denominarlo de alguna manera, es que, mientras tanto, se airean en la prensa los sustanciosos beneficios que está consiguiendo el grupo empresarial cada año, lo que hace más difícil entender su postura, si no fuera porque estamos ya muy acostumbrados a que no exista término medio a la hora de manejar el dinero (salvo excepciones, que siempre existen, naturalmente, los empresarios han demostrado con creces su indiferencia para repartir equitativamente el dinero entre los trabajadores, que, a fin de cuentas, son quienes consiguen crear la riqueza empresarial).

    Acostumbrados, pues, a este panorama de tonos apagados, la empresa ha vuelto a dar un brochazo burdo e improcedente a un tiempo, despidiendo a un trabajador de Barros que siempre se ha caracterizado por su tesón en la defensa de los puestos de trabajo.

    No es, precisamente, el uso indiscriminado de la represión el mejor medio para hacer valer los derechos de nadie. Sobre todo en casos como este, en los que siempre se procura cortar las cabezas de quienes llevan tiempo apostando por el futuro de la empresa. Conseguir que ésta no huya de nuestra cuenca debiera ser el objetivo de todos, pues, a fin de cuentas, pertenece más a los trabajadores que van dejándose la piel en sus instalaciones que a los miembros de los sucesivos consejos de administración y cuya principal preocupación consiste en engordar la cuenta de resultados.

    Si hace años se hablaba de la necesidad urgente de que la empresa presentara un Plan de Futuro, hoy parece aún más perentorio. No se trata, en este caso, sólo de un problema particular, sino de un episodio más de una cadena que lleva tiempo dando muestras de agotamiento. Suerte, pues, a los tres trabajadores encerrados en el Ayuntamiento. A fin de cuentas, forman parte de nuestro patrimonio colectivo. Y eso es algo por lo que merece la pena luchar.

  2. Florentino Martínez dice:

    Este asunto es un gran tema de debate, cuantas voces en Langreo no se oyen, no se oyen porque no hablan y si no hablan es por algo.
    Duro Felguera, con su paternalismo ha callado y siguen callando muchas voces.
    Cuantas Asociaciones se benefician de sus colaboraciones (cada vez menos), creo que muchas veces la dependencia enmudece. Es un problema de todos, de los que estais dentro y de los que estamos fuera, seguro que estos ERES, hacen que muchos que aun estais dentro tendreis que estar fuera muy pronto y esos os lo aseguro no le gusta a nandie y no wes bueno para Langreo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s